Historia para comenzar

Posts Tagged ‘mapas conceptuales

Vamos a repetir el proceso que ya hemos realizado con anterioridad. Pero ahora vamos a profundizar un poco en las explicaciones.

Como siempre, un mapa conceptual parte de un texto (cualquiera sirve). En nuestro caso, y como utilizamos un libro de texto, tomamos como eje el capítulo dedicado a la sociedad romana en él.

Lo primero (IMPRESCINDIBLE, FUNDAMENTAL) es leer detenidamente el texto. ¿Lo comprendemos del todo, absolutamente? Cualquier duda que se nos plantee debe ser solucionada antes de emprender la construcción del mapa conceptual, pues éste debe ser claro y preciso.

Una de las técnicas que DEBEMOS usar es extraer CONCEPTOS que consideremos importantes para la explicación del tema. Cuando hablamos de conceptos no sólo nos referimos a ideas o términos generales, sino también a datos o ejemplos que consideremos de interés.

Por ejemplo, en el texto que estamos utilizando aparecen palabras como CIUDADES, FORO O ROMANIZACIÓN que podemos y debemos utilizar en el esquema.

Asimismo, la construcción de un mapa conceptual requiere de nuestra participación intelectual. Si varios términos pueden agruparse, tenemos que hacerlo (para ello debes establecer relaciones y esto, en muchas ocasiones, no es fácil para vosotros); si un concepto debe dividirse en varios, también es conveniente que lo hagáis. Y todo ello para HACER MÁS COMPRENSIBLE el mapa conceptual.

Empecemos por el título (lo centráis, arriba o abajo, en el centro, en la derecha o en la izquierda). Y SIEMPRE utilizamos el lápiz, porque las correcciones van a ser continuas (incluso, al final, el resultado es uno pero pudiera haber sido otro muy distinto).

El texto establece dos apartados (y nosotros seguimos sus indicaciones por esta vez): la vida en las ciudades y los grupos sociales.

El conector es importante porque nos permite construir proposiciones. En este caso se nos plantea el problema de cómo expresar el hecho de que la sociedad romana fuese urbana: no podemos utilizar VIVE porque no es cierto (la mayoría de la población reside en el medio rural), por lo que optamos por usar el adverbio PREFERENTEMENTE (no significa del todo lo que queremos pero debemos ser muy breves en los conectores porque sino el esquema se hace demasiado abigarrado).

Con respecto al otro concepto, era más fácil pues toda sociedad se organiza, divide, estructura en distintos grupos sociales.

Nos centramos ahora en la primera parte (LAS CIUDADES). Antes de desarrollarla establecemos los puntos en los que se divide: ¿cómo se organiza su interior? ¿a qué se dedican sus habitantes? ¿repercute su actividad en el resto del territorio?

El control que tenemos que tener sobre contenidos históricos o geográficos debe ser amplio. Por ejemplo, en el texto me hablan de que los habitantes de las ciudades son artesanos o comerciantes; y yo me digo, pues esa es su actividad económica (desempeña una FUNCIÓN ECONÓMICA). O me habla de que en las ciudades residen y actúan los magistrados y demás autoridades públicas; yo deduzco que esas ciudades tienen FUNCIONES RESIDENCIALES Y POLÍTICAS.

Por otro lado, una ciudad romana posee gran cantidad de edificios (no podemos enumerarlos todos porque un esquema debe tender a la síntesis), por lo que tenemos que agrupar y jerarquizar (poner lo más importante o lo que nosotros consideremos más importante). En este sentido hicimos una elección: la muralla que delimita la ciudad y la abriga del ataque de sus enemigos; el foro que le proporciona un punto de referencia y reunión, de implicación en la actividad colectiva; las infraestructuras como ejemplo del genio romano para responder a las necesidades materiales de los ciudadanos (el puente, el abastecimiento de agua, la salida de aguas sucias).

En cuanto a la ROMANIZACIÓN, la complejidad del concepto dificulta que podáis integrarlo con facilidad. Pero si os lo simplifico, podéis comprenderlo más o menos. La ciudad actúa como un agente de esta romanización, en el sentido en que afecta a las tierras que la rodean (compra y vende cosas, atrae a campesinos, tenemos que acudir para el papeleo o para asistir a juicios o fiestas).

Por lo que respecta a la otra parte del mapa conceptual, la referida a la división en grupos sociales, vamos a analizar dos aspectos: qué caracteriza a los grupos sociales en la Roma imperial y las distintas clasificaciones utilizadas.

En cuanto a la caracterización, dos rasgos sobresalen: la sociedad romana es desigual (en cuanto a la riqueza, como casi todas las sociedades que han existido; y en cuanto al ejercicio de derechos sociales y/o políticos). Pero esta desigualdad no es cerrada, en el sentido de inmóvil, sino abierta, pues se puede nacer en cualquiera de las categorías enunciadas después y morir en otra. Veamos:

ESTO ESTÁ TERMINADO.


Estadísticas del blog

  • 959,486 visitas
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.