Historia para comenzar

Archive for septiembre 2008

Estamos ya en septiembre de 2008. El nuevo curso está a la vuelta de la esquina y las incertidumbres, seguridades, anhelos, miedos… aparecen.
Me gustaría reflexionar sobre algunos aspectos de la enseñanza y del aprendizaje:

  • ¿Cuáles son nuestras expectativas, seamos profesores o alumnos?
  • ¿Qué creemos que debe tener preferencia: los conceptos que conforman un acervo cultural o las técnicas y procedimientos que nos permiten movernos en el mundo? ¿O son inseparables?
  • ¿Cuál es la forma mejor de enfrentarse a la enseñanza/aprendizaje: el dar y recibir el conocimiento o construir ese mismo conocimiento? ¿Somos gigantes o enanos a hombros de gigantes?
  • ¿Innovar (cómo, por qué, para qué)?, ¿perseverar (en el error o en el éxito)?, ¿cambiar lo preciso (y, por tanto, evaluar con precisión)?, ¿revolucionar (porque nada funciona)?

Y, desde la práctica diaria, un deseo: la desaparición de las aulas llenas de ordenadores. Mi explicación: las mesas están atornilladas al suelo. En esas aulas permanecemos siempre en el mismo sitio, nosotros mismos inmóviles. Y no hay peor cosa en la vida (y en la educación) que la inmovilidad.

Y MI PROPUESTA: aulas con mesas pequeñas (como las de antes, esas verdes), alumnos agrupados de forma variable (según el grupo, la programación didáctica, la experiencia), con armarios plenos de libros de consulta, tal vez ordenadores fijos en una pared (5 o 6) y seguro con portátiles para todos.


Estadísticas del blog

  • 1,110,089 visitas