Historia para comenzar

Archive for the ‘analizar mapas históricos’ Category

Cualquier libro de cualquier disciplina científica.

Cualquier libro de divulgación.

Una revista.

Un periódico.

Libros de texto.

¿Cuántas veces ves ilustraciones o gráficos? ¿Y mapas en el caso de que te muestren las implicaciones geográficas o históricas de lo tratado?

En Historia usamos con profusión los MAPAS HISTÓRICOS. Pero éstos parecen muchas veces invitados de piedra, objetos a los que apenas miramos ni hacemos caso. ¡Y son tan importantes!

Quiero enseñaros a leerlos. A que extraigáis información de ellos. A poner la oreja sobre la superficie del libro y escuchar la voz queda y sosegada de los mapas.

EMPECEMOS.

  1. Lo primero, todo mapa histórico se sustenta sobre un ESPACIO GEOGRÁFICO. Hay que hacer referencia a los continentes, países, regiones o áreas que aparezcan representadas; y a los accidentes geográficos (mares, océanos, ríos, montañas).
  2. En segundo lugar, el tiempo. A diferencia de otro mapa sobre cualquier tema, un mapa histórico introduce una variable propia, el TIEMPO. Este dato bien puede aparecer en el propio mapa bien podemos deducirlo a partir de nuestros conocimientos sobre el tema.
  3. Después, la LEYENDA. Aunque sepáis escuchar atentamente lo que os dicen los mapas, sin la leyenda podríais caer en la confusión o el error. La leyenda aclara el significado de los símbolos o colores utilizados en el mapa, por lo que su conocimiento es imprescindible para leerlo correctamente.
  4. Por último, el ANÁLISIS propiamente dicho. Debo extraer toda la información presente en el mapa y estructurarla de forma adecuada. No hay recetas pero el ejemplo que os pondré a continuación os sacará de dudas.

VAMOS A ANALIZAR EL SIGUIENTE MAPA (extraído de la Cartoteca del CNICE):

El Imperio Romano

  • ESPACIO FÍSICO. Aparece representada la mayor parte de Europa, el norte de África y el oeste de Asia. Asimismo, en lugar central, el Mar Mediterráneo, y en los lados, el Mar Negro y el Océano Atlántico.
  • TIEMPO. Aunque no aparece en el mapa, sabemos que el Imperio Romano se extiende entre los siglos I a.C. y V d.C.
  • LEYENDA. En color naranja oscuro los territorios bajo soberanía romana (suponemos que anteriores a la proclamación del Imperio); en colores naranjas más claro, los territorios ocupados desde los tiempos de Augusto hasta los de Trajano. Con una línea gris oscura se representan los límites del Imperio.
  • ANÁLISIS. Nos encontramos ante un mapa histórico que representa el Imperio Romano. En él podemos observar la expansión territorial de Roma antes y después de la proclamación del Imperio:
    • Antes de la llegada de Augusto al poder en Roma, las posesiones latinas alrededor del Mediterráneo ya eran considerables: Italia, Galia (dividida en Aquitania y Bélgica), Hispania (dividida en Tarraconense, Bética y Lusitania), buena parte del norte de África (Numidia, África Proconsular y Cirenaica), Siria, parte de Asia Menor, Macedonia, Grecia y Dalmacia.
    • Con la llegada del Imperio, estos territorios se ampliaron hasta los tiempos de Trajano: conquistaron Britania en el oeste; desde los Alpes avanzaron hasta el Rhin por el norte (regiones de Retia, Nórica y Panonia); llegaron y sobrepasaron el Danubio por el este de Europa (regiones de Dalmacia, Mesia, Tracia y Dacia); unieron sus posesiones asiáticas ocupando casi toda la Península de Anatolia); consiguieron Egipto y ampliaron sus posesiones en Palestina, y dominaron Mauritania.

    De esta forma, el Imperio Romano consiguió el dominio total de las orillas del Mar Mediterráneo (por eso lo llamaron Mare Nostrum).


Estadísticas del blog

  • 1,110,089 visitas